Suscribir

Suscríbete al Blog - por correo electrónico

Búsqueda de blogs

LaE cover 320Semana 4: Escuchando al Hijo

Oídos tapados por el pecado

Semana 4, Día 3

Mis oídos estaban excelentes para escuchar. O así pensé… Cuando estaba en la universidad, me revisaron los oídos y el audiólogo me informó que mi oído no era tan bueno como había proclamado. Además, aclaró que parte de mi problema era la acumulación del cerumen en el canal del oído. Sin saber que mis oídos estaban tapados, mi orgullo reflejaba el impedimento que el cerumen ocasionaba a mi oír. Tenía tanta confianza que mi oído estaba bien que no estaba abierta a escuchar que tenía un problema. Los fariseos y los maestros de la ley tuvieron un problema similar. Y la advertencia y condenación más fuerte que Jesús pronuncia fue para este grupo con los oídos tapados por el pecado. El lenguaje de Jesús en Mateo 23 es claro y sin pelo en la lengua, en Su disgusto por sus acciones y actitudes de hipocresía (v. 27-28, NVI).
27 ¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que son como sepulcros blanqueados. Por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre. 28 Así también ustedes, por fuera dan la impresión de ser justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.

Jesús se sentó y comió con los pecadores, cobradores de impuestos, y miembros de la sociedad poco-respetados, no porque eran perfectos, sino sinceros. Mejor dicho, porque ellos admitieron su condición de pecadores y no permitieron que el pecado les tapara los oídos. La confesión es poderosa para llevar los pecados a la luz y dejar que Dios realice Su poder transformador en nuestras vidas. 

La oración de hoy sobre el escuchar viene de Salmo 139:23-24 (NTV).
23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan.
24 Señálame cualquier cosa en mí que te ofenda
y guíame por el camino de la vida eterna.

Al hacer esta oración hoy, imagínate visitando al Gran Médico, pidiendo que te limpie tus oídos tapados por el pecado. Pretende que eres Zaqueo (Lc. 19). Jesús se auto-invitó a tu casa para tomar un café y Su misma presencia te compunge de una forma amorosa, inspirándote a confesar y a arrepentirte. Abajo, escribe tu propia oración, posiblemente una oración de confesión, inspirada por el ejercicio de escuchar hoy.

¡Nos encantaría escuchar de ti! Por favor, comparte con nosotras de lo que estás escuchando y cómo estás creciendo en la devoción al escuchar.

Esta entrada del blog viene del libro Llamada a escuchar: Cuarenta días de devoción. Para pedir una copia del libro, favor de visitar a nuestra página web e invita a una amiga a participar en el estudio contigo. El libro incluye guías adicionales y preguntas a ser revisadas en el contexto de un grupo pequeño semanalmente.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0 / 1000 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 1000 caracteres
Your comments are subject to administrator's moderation.
  • No se han encontrado comentarios

Donar

Necesitamos tu ayuda para poder seguir equipando a más mujeres a lo largo de las Américas.

 

Noticias por email

Suscríbete al Blog - Ministerio Hermana Rosa de Hierro por correo electrónico

Si te gustaría suscribirte a nuestras noticias mensuales por Email, llena el formulario en la página de noticias.

Contáctanos

1-501-593-4849

O envíanos un email

La base de operaciones: Searcy, Arkansas, USA

Fotos

¡Deléitate! en Lima, Perú
Iglesia de Cristo Salamanca presenta el evento para 80 mujeres de 9 congregaciones el sábado, 1 de julio.
Mira nuestra galería de fotos para ver más.