LaE cover 320Semana 4: Escuchando al Hijo

Sólo habla lo que el Padre ha dicho/Han oído que se dice…

Semana 4, Día 2

Jesús tenía mucho que decir. Pero sabía qué decir, cuándo decirlo, cómo decirlo, y cuándo callarse. ¡Qué sabiduría! Juan 12:49 (LBLA) 49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta, sino que elPadre mismo que me ha enviado me ha dado mandamiento sobre lo que he de decir y lo que he de hablar. ¿Cómo podía Jesús hablar sólo las palabras de Su Padre y ser claro en lo que el Padre quería que la gente escuchara?

El Hijo de Dios tenía como prioridad Su tiempo en comunica-ción con Su Padre. En Lucas 6:12, vemos que Jesús “se fue al monte para orar y pasó toda la noche en oración a Dios.” Toda. La. Noche. El Hijo de Dios, él que era uno con el Padre, pasó toda la noche en comunicación con Él. ¿Cómo nos refleja esto sobre la importancia de pasar tiempo hablando y escuchando al Padre?

Como los maestros de la ley, muchos caemos en la trampa de no escuchar, o de aferrarnos con terquedad a lo que pensamos que escuchamos la primera vez que lo oímos. Ellos habían perdido el espíritu de lo que Dios les había enseñado en los mandamientos. Y a lo largo del Sermón del Monte, Jesús rectifica la enseñanza errada y aclara la verdad del mensaje de Dios para Su pueblo. “Han oído que se dice, pero yo les digo…” Había muchas cosas en las que los israelitas se habían equivocado. Y antes de condenarles, tenemos que reconocer nuestra propia confusión sobre unas enseñanzas de Dios también. Escuchamos por el filtro de nuestro entendimiento pasado o las circunstancias actuales y nos confundimos en el mensaje claro que se nos ha presentado. 

Hoy, vamos a escuchar con oídos frescos al Sermón del Monte, Mateo 5-7. Imagínate sentada a los pies de Jesús en la montaña cuando primero enseñó. Lee estos capítulos y contesta las siguientes preguntas:
¿Cómo escucho las palabras de Jesús con una perspectiva nueva?

Aún si “he oído que se dice,” ¿qué necesito escuchar hoy?

Notas, apuntes, dibujos, o pensamientos al escuchar al Hijo por el Sermón del Monte:

Tal como vimos en el Sermón del Monte, Jesús fue claro en Su propósito aquí en la tierra, hasta cuando lo que tenía que decir no era lo que otros querían escuchar. Considera los versículos abajo como filtros por los que medimos las palabras que hablamos. Jesús mantenía esas cosas en mente cuando habló con Su Padre y con otras personas.
Mateo 22:34-40

Mateo 26:42

Después de escuchar a estos versículos, anota arriba lo que escuchaste a Dios decir y cómo Él quiere que le comuniques esas verdades a otros, usando el ejemplo de Cristo.

¡Nos encantaría escuchar de ti! Por favor, comparte con nosotras de lo que estás escuchando y cómo estás creciendo en la devoción al escuchar.

Esta entrada del blog viene del libro Llamada a escuchar: Cuarenta días de devoción. Para pedir una copia del libro, favor de visitar a nuestra página web e invita a una amiga a participar en el estudio contigo. El libro incluye guías adicionales y preguntas a ser revisadas en el contexto de un grupo pequeño semanalmente.


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0 / 1000 Restricción de Carateres
Su texto debería tener menos de 1000 caracteres
Your comments are subject to administrator's moderation.
  • No se han encontrado comentarios

Donar

Necesitamos tu ayuda para poder seguir equipando a más mujeres a lo largo de las Américas.

 

Noticias por email

Suscríbete al Blog - Ministerio Hermana Rosa de Hierro por correo electrónico

Si te gustaría suscribirte a nuestras noticias mensuales por Email, llena el formulario en la página de noticias.

Contáctanos

1-501-593-4849

O envíanos un email

La base de operaciones: Searcy, Arkansas, USA

Fotos

¡Deléitate! en Lima, Perú
Iglesia de Cristo Salamanca presenta el evento para 80 mujeres de 9 congregaciones el sábado, 1 de julio.
Mira nuestra galería de fotos para ver más.